Las 4 mejores ideas para cocinar berenjenas de forma saludable

berenjenas, recetas rapidas_1La berenjena es una hortaliza versátil que admite numerosas y originales preparaciones en la cocina y que, por su alto contenido en agua y fibra, es perfecta para incluir en cualquier dieta que pretenda mantener un peso saludable.

Es rica en potasio y sus flavonoides le otorgan buenas propiedades antioxidantes. Otro de los beneficios de la berenjena es que tiene muy pocas grasas y es aconsejable para personas que necesiten reducir los niveles de colesterol y para prevenir la arterioesclerosis.

Algunos de sus componentes (estatinas) contribuyen al buen funcionamiento del hígado pero también son responsables de ese característico sabor amargo que hace que, antes de preparar con ellas casi cualquier receta, debes ponerlas en agua con un puñado de sal gorda durante 15 – 20 minutos. Si las vas a cortar en rodajas para freír o asar, déjalas en remojo durante este tiempo y, así, estarán listas para emplearlas en tus recetas saludables como quieras.

Las berenjenas son una guarnición muy saludable. Preparandolas rebozadas en huevo y harina pueden sustituir a las patatas fritas y como acompañamiento en cualquier plato de carne o pescado. Otra buena idea es hacerlas en tempura. Cortadas en tiras finas, envueltas en harina de arroz y fritas en wok con unas gotas de aceite, las tomarás como si fuesen unas crujientes chips saludables, excelente opción para que las prueben los más pequeños de la casa.

Como sugerencia, también te invitamos a que pruebes a utilizar las berenjenas como base de una pizza súper saludable. Solo tienes que colocar una capa de rodajas en una fuente para horno. Por encima, esparce unas cucharadas de tomate triturado y abundante queso filatto. Ya tienes la base. Sobre ella, coloca los ingredientes que prefieras: atún, cebolla y alcaparras; tacos de jamón york, maíz dulce y champiñones laminados… un toque de orégano, 20 minutos al horno y disfruta de una pizza original y con menos calorías.

berenjenas, recetas rapidas_2

1. Berenjenas marinadas

Muy fáciles de hacer y además, puedes prepararlas con antelación porque están mejor de un día para otro:

  • Corta las berenjenas como prefieras, en láminas longitudinales o en rodajas más o menos de 1 cm. de grosor
  • Remójalas como te hemos indicado, sécalas y úntalas en aceite de oliva virgen.
  • Hazlas a la plancha por ambas caras solo unos minutos.
  • Una vez hechas, colócalas en una fuente y vierte sobre ellas la siguiente vinagreta: media taza pequeña de aceite de oliva, doble cantidad de vinagre de manzana, unas gotas de salsa de soja, una cucharada de tomillo y un poco de sal y pimienta.
  • Deja que las berenjenas cojan sabor haciendo que reposen, al menos dos horas, en la nevera. ¡listas para tomar en cualquier momento!

berenjenas, recetas rapidas_3

2. Berenjenas rellenas de pavo al horno

Corta las berenjenas a lo largo, en dos mitades y, con ayuda de un cuchillo, saca la carne del centro.

  • Trocéala y dora los pedazos en una sartén con unos tacos de pechuga de pavo (embutido), un ajo cortado en trocitos diminutos y un poco de orégano.
  • Una vez hecha, introduce esta mezcla en cada una de las mitades y cúbrela con tiras finas de queso provolone.
  • Pon las mitades en fuente refractaria y hazlas al horno unos 20 – 30 minutos a 180º.

berenjenas, recetas rapidas_4

3. Berenjenas rebozadas súper crujientes

Prepara las berenjenas en rodajas para que sea más fácil prepararlas después:

  • Pásalas por huevo y, en lugar de utilizar harina, sustitúyela por copos de avena
  • Asegúrate de que los copos quedan bien adheridos
  • Coloca las berenjenas en un recipiente adecuado para el horno
  • Rocíalas ligeramente con un hilo de aceite de oliva y espolvoréalas con pimentón dulce. 30 minutos en el horno y ¡te sorprenderán!

berenjenas, recetas rapidas_5

4. Rollitos de berenjena, salmón y huevo

Corta las berenjenas en lonchas a lo largo y bastante finas (luego tendrás que enrollarlas sin que se partan)

  • Dóralas a la plancha vuelta y vuelta
  • Coloca unas tiras de salmón ahumado en cada una de ellas y completa con huevo duro picado y una cucharadita de perejil
  • Enrolla y sujeta con un palillo largo.

Un primer plato completo, lleno de nutrientes, incluido Omega 3, y sin grasas.

Fuente: Equipo Mundo Diverso

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
0