El azúcar no solo provoca obesidad y diabetes, ahora científicos la relacionan con el Alzheimer

Es hora de reducir el consumo de azúcar.

Científicos de la Universidad de Bath acaban de encontrar la primera conexión entre el exceso de azúcar en la sangre y la enfermedad de Alzheimer. Los investigadores en este estudio sin precedentes encontraron lo que describen como un “punto de inflexión” molecular, donde una enzima crucial relacionada con la respuesta a la inflamación y la regulación de la insulina es dañada por el exceso de glucosa. Si bien los científicos involucrados no hacen la afirmación directa, la conclusión es que la enfermedad de Alzheimer puede desencadenarse al consumir demasiada azúcar.

Este estudio potencialmente innovador, publicado en la revista Scientific Reports, podría tener importantes implicaciones para nuestra comprensión del Alzheimer y su relación con nuestra dieta. La enfermedad de Alzheimer es una afección neurológica degenerativa que afecta a 5.5 millones de estadounidenses y aproximadamente 46 millones de personas en todo el mundo.

Si bien conocemos desde hace mucho tiempo el vínculo del azúcar con la obesidad y la diabetes, nuestra comprensión de su relación con la enfermedad de Alzheimer ha sido menos estudiada. Esta última investigación ofrece una mayor credibilidad para que el Alzheimer se conozca como diabetes tipo 3. Estudios anteriores han mostrado que aquellos con diabetes tienen una mayor prevalencia de Alzheimer.

Alzheimer_azucar_2

¿Cómo establecieron los investigadores este enlace?

Los científicos confiaron en tejido cerebral donado tanto de personas con y sin Alzheimer. El tejido cerebral fue provisto por Brains for Dementia Research, una gran red de bancos de cerebros con la misión de avanzar en la investigación de la demencia.

Los cerebros de aquellos que estaban en las primeras etapas del Alzheimer tenían la enzima crucial MIF (factor inhibidor de la migración de los macrófagos) que estaba dañada. La enzima, que está relacionada con la respuesta a la inflamación y la regulación de la insulina, se lesionó a través de un proceso llamado glicación (modificación postraduccional permanente de los grupos amino de las proteínas por la acción de azúcares reductores). Los investigadores creen que el punto de inflexión para el progreso del Alzheimer puede ser cuando el MIF se daña por la glicación. A medida que avanza la enfermedad de Alzheimer, también lo hace la glicación de las enzimas MIF.

“Normalmente las enzimas MIF serían parte de la respuesta inmune a la acumulación de proteínas anormales en el cerebro, y pensamos que debido a que el daño al azúcar reduce algunas funciones del MIF e inhibe por completo a otros, podría ser un punto de inflexión que permita el desarrollo del Alzheimer. “-Profesor Jean van den Elsen (Universidad de Bath), al comentar sobre el estudio en su comunicado de prensa.

Alzheimer_azucar_3

Consumimos una gran cantidad de azúcares añadidos en nuestra dieta.

El estadounidense promedio bebe aproximadamente 38 galones de refresco cada año. Una botella de refresco de 20 onzas contiene alrededor de 14 1/2 cucharaditas de azúcar agregada. Como los nutricionistas han estado discutiendo durante años, estamos consumiendo demasiada azúcar. El aumento del nivel de azúcar en la sangre (hiperglucemia) de nuestro consumo de refrescos y otros productos azucarados ya se ha establecido claramente como un aumento de la probabilidad de obesidad y diabetes. (ya hora de Alzheimer).

Esta última investigación ha descubierto el vínculo molecular específico entre la glucosa y el Alzheimer. Así que aquí no solo se trata de sobrepeso: el azúcar puede realmente estar pudriendo tu cerebro

Fuente: bigthink.com

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
0