Ambiente obesogénico: otra forma de entender la obesidad

obesidadMuchas veces en temas de obesidad sólo se ven los factores de ejercicio y nutrición, sin embargo no es tan simple ya que hay múltiples factores que afectan o contribuyen a que una persona pueda desarrollar una obesidad o sobrepeso. Suelen ser factores relacionados con el ambiente o contexto personal, que hacen que la persona sea menos activa y adquiera hábitos que afecten a su peso.

Estaríamos hablando entonces de una obesidad pasiva o ambiente obesogénico, es decir, aquellos pequeños detalles y acciones del día a día que sumados hacen que se favorezca la ganancia de peso.

El ambiente obesogénico está relacionado con un ambiente de muchas comodidades, que conlleva al sedentarismo y acceso a alimentos muy energéticos. Por ejemplo tener el hábito de entrar a una tienda de conveniencia tipo oxxo o seveneleven a buscar un “snack”o de comer o cenar. Allí encontraremos mayormente alimentos procesados y altos en calorías, lo cual en definitiva repercutirá en tu salud. Pero aquí no interesa cuánto comes o cuánto ejercicio haces, sino en qué ambiente te mueves para facilitar una alimentación y vida saludable.

Está claro que el poder adquisitivo puede propiciar la obesidad, un ambiente de abundancia y comodidades te hará moverte menos, un trabajo estático también limitará tu actividad y si encima no tienes tiempo para comer todo se junta para crear ese ambiente obesogénico.

Todo se resume en tener un ambiente adecuado que permita una alimentación sana y una rutina de ejercicio continua y eficaz. No obstante no es fácil crear un ambiente saludable a nuestro alrededor, para ello una óptima educación para la salud será muy importante en la creación de este tipo de ambiente.

Haz todo lo posible por preparar tus comidas, no comas tanto fuera de casa. Evita los alimentos procesados y llenos de azúcar, y sobre todo rodéate de gente sana que impulse tu nuevo estilo de vida.

Por: Equipo de Mundo Diverso

 

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
0