5 principios para que aprendas a vivir y a disfrutar un día a la vez

viveelpresenteSi eres de los que viven tristes por el pasado o ansioso por el futuro, hoy te digo de corazón; VIVE EL PRESENTE.

Hace años yo era alguien que se preocupaba mucho por el futuro, al punto que no disfrutaba del presente y me pasaba desapercibido; cuando me hacía consiente de ello, me daba cuenta que muchas cosas habían pasado a mi alrededor sin que siquiera me hubiera enterado o las hubiera disfrutado. Hoy soy completamente consiente que perdí tiempo valioso por preocuparme de eventos que no habían llegado y que debí haber construido en esos momentos, para darles fuertes cimientos y hacerlos realidad a futuro.

Me gustaría señalarte cinco aspectos valiosos que debes tener en cuenta para disfrutar el hoy y así tener un futuro magnifico y sin remordimientos:

1. Disfruta cada momento que tengas con tus seres amados

Esto va a razón de que nunca sabes cuándo partirán ellos de este mundo, o cuando te tocará a ti dejarlos. Así que aprovecha cada momento que pases con ellos y trata de no herirlos; si eso ocurre, ten tu corazón dispuesto tanto para pedir perdón como para darlo sin condiciones. Pero jamás dejes pasar un momento o una experiencia que puedas compartir con tus seres amados, en última instancia esas vivencias serán lo único que te llevarás a la tumba.

2. Aprovecha las oportunidades pero elige con cuidado

Oportunidades para progresar y ser feliz se presentan todos los días, lo que ocurre es que por estar con la atención puesta en otras cosas, a veces insignificantes, las dejamos pasar. Para que lo anterior no te ocurra a ti, vive cada día como si fuera a ser el último. Disfruta de lo que comes y vives, de tus hermanos, tus padres, tus hijos, tus amigos, tu pareja y también de esos momentos de soledad que te ayudarán a poner todo en perspectiva. Eso sí, escoge con prudencia, ya que puedes elegir lo que quieras hacer de tu vida, pero no las consecuencias de tus decisiones.

3. Vive el hoy y no dejes nada para mañana

Si tienes algo que hacer, pon manos a la obra y hazlo. No procrastines, es decir, no dejes las cosas a medio hacer ni para otro momento. La razón es sencilla: mañana tendrás otras ocupaciones o intereses y entonces echarás al olvido o descuidarás tus anteriores actividades perdiendo así el norte o tu meta. Viaje, aventúrate, hazte este tatuaje que siempre has querido, puede que mañana simplemente ya no estés en este mundo.

4. Actúa ahora y exprésate siempre

Siempre expresa tus sentimientos, ideas, motivaciones y trabaja con perseverancia. Si amas a alguien, díselo. Si piensas en un consejo o una idea que ayude a alguien a ser mejor persona, no te lo guardes para ti. Si alguien te ofende, hazle saber cómo te hizo sentir pero sé prudente para no lastimar a nadie. Si te sale un proyecto, trabaja en él y apunta a las estrellas.

5. No te arrepientas de nada

Para que no te arrepientas de nada, antes de actuar piensa muy bien lo que planeas hacer. Márcate metas pequeñas y poco a poco llegarás a la más grande que te hayas propuesto alcanzar. Pero eso sí, repito: «No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy». Quizás cometiste errores pero a partir de ellos te ha sido posible ser mejor persona.

Vivir un día a la vez no requiere mucho esfuerzo, pero sí exige que estés atento para que puedas vivir y disfrutar tu vida al máximo. Así que, ¡manos a la obra!

Además de lo anterior, no demores en preguntar e investigar todo lo que no sepas, quien pregunta o investiga no lo hace por ignorante, sino que alimenta su necesidad de conocimiento. Súmale a todo lo antes dicho, la necesidad que debe tener toda persona de renovarse y cambiar cada día, para ser mejor y así beneficiarse a sí mismo y a los demás, ya que sin saberlo influimos en quienes nos rodean diariamente. Así que todo lo que hagas, hazlo con el corazón y vive el momento.

Fuente: Mundo Diverso

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
0