¡Nos amamos a nosotros mismos realmente?

Amor propio

Pareciera que el amor a uno mismo es algo natural, algo que inherente, esencial. Si hiciéramos una encuesta, con la pregunta: ¿tú te amas a ti mismo? la mayoría de las personas rápidamente te contestará que si.

¿Pero realmente llevamos una vida que demuestre esto?

¿Qué es para ti amor por uno mismo? ¿Consentirte con cosas materiales? ¿Comer siempre fuera de casa? ¿Salir todos los fines de semana?

Si de verdad te amaras ¿Comerías alimentos poco nutritivos?, ¿fumarías?,¿Irían tus pensamientos en contra de tus acciones?, ¿Explotarías en enojo fácilmente?, ¿Abrazarías los momentos de depresión?, ¿Dejarías que tu cuerpo enfermara y decayera y no lo ejercitarías?, ¿dejarías que te maltratarán física, mental o emocionalmente?

¿Por qué repites los mismos errores o patrones una y otra vez? ¿dejarías tus sueños de lado? Son muchísimas las maneras encubiertas que tenemos de no querernos. Tan encubiertas que muchas veces no somos ni conscientes de ellas.

Es bueno que nunca dejes de preguntarte cosas sobre ti mismo. De que recicles tus pensamientos y te hagas conscientes de los inconscientes.

La disciplina es una forma de amor propio, cultívala, la perseverancia también, todo aquello que hacemos para estar mejor, engrandece nuestro AMOR PROPIO y nos lleva por el camino de la trasformación y la felicidad, y sobre todo de la PAZ.

Vence la pereza y el desinterés, la vida es muy corta como para vivirla en el caos, date la oportunidad de quererte, date tiempo de descansar, vive simple, se honesto y vive sanamente.

Con esto no decimos que seas un aburrido. Algunas veces el camino de la sabiduría viene después de muchos excesos, es parte de la evolución y la experimentación.

Tampoco estamos diciendo que no te diviertas y tengas tus ratos de ocio y entretenimiento, pues eso también es quererse, quizás aquí lo más importante es vivir una vida balanceada pues dentro del balance vive la armonía de eso que llamamos… “AMOR PROPIO”.

Además si tienes amor propio, no lo buscarás en alguien más, lo compartirás…

Fuente: Mundo Diverso

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
0