AFIRMACIONES PARA LA ABUNDANCIA Y LA PROSPERIDAD

abundancia_4Repetir con frecuencia tus decretos y afirmaciones te ayuda a mantener tu mente y corazón comprometidos con tu ideal.

  • Mi vida está llena de bendiciones
  • Reconozco toda oportunidad y la acepto en mi vida
  • Mis talentos se expresan con facilidad
  • Cada día soy más y más próspero
  • Dios/El universo me provee con todo lo que necesito
  • Mis deseos se hacen realidad de la manera más conveniente para todos los involucrados
  • El dinero fluye hacia mí con facilidad
  • Soy un magneto de prosperidad
  • Todas mis necesidades están siempre cubiertas
  • En mi vida siempre hay abundancia de recursos
  • Gracias por toda la prosperidad que hay en mi vida
  • Disfruto cada día de un maravilloso trabajo que me trae mucha abundancia
  • Soy prosperidad
  • El dinero y la prosperidad fluyen en mi vida libremente
  • Soy exitoso en todo lo que hago
  • Mis días están llenos de bendiciones a cada minuto
  • Recibo abundancia cada día y en todos los aspectos de mi vida
  • Doy gracias porque vivo una vida plena y llena de abundancia y prosperidad
  • Para no olvidarte de repetir tus afirmaciones y decretos, es recomendable establecer una hora del día en que dediques unos minutos a repetirlos.
  • Utilizar lenguaje positivo en tus afirmaciones y decretos es esencial para la manifestación de milagros.
  • No debes usar un lenguaje vago, como “pronto” o “algún día”. Ponle fecha a tus decretos y afirmaciones. Lo mejor es decir “ahora mismo” “Yo Soy”, etc.

Escribe tus propias afirmaciones en tus propias palabras. Puedes transformar éstas o escribir nuevas palabras que reflejen tus deseos.

No pienses que son una mentira, sino el deseo claro de tu corazón de que tu realidad futura refleje tus deseos presentes.

Asegúrate de que tu afirmación esté compuesta en tus propias palabras y te salga del alma. Esas palabras pueden ser tu fuente de fe y fuerza en un momento difícil y ayudarte a sobrepasar situaciones delicadas.

Las afirmaciones son muy efectivas si las acompañamos con visualizaciones y meditaciones diarias, pero lo más importante es tener FE y CONFIANZA en que estamos enviando el mensaje al universo y el resultado ya está en camino, de la manera más conveniente para nosotros y todos los involucrados.

Algo muy importante que debes tener en cuenta es el estado mental que requieres para lograr estos resultados. No deben existir sentimientos contradictorios que ofrezcan resistencia o neutralicen el efecto de estas afirmaciones. Si una parte de ti duda, no cree que esto sea posible, entonces probablemente no verás  materializarse la prosperidad en tu vida.

Visualizar con frecuencia lo que deseas te ayudará a ir aclarando el panorama en tu mente, darle forma a  la vida que deseas crear y darte permiso a ti mismo a ser próspero y abundante. De lo contrario todo se quedará a nivel cuántico como “posibilidad” pero no se manifestará a nivel físico.

Con la acción harás que la semilla de la potencialidad germine. Sólo existe un camino si deseas transformar cualquier clase de sueño en realidad: empezar a tomar acción en esa dirección. Empezar a actuar con CONFIANZA, CONVICCIÓN Y FE . 

Existe algo mágico cuando se toma una acción enérgica en pos de un sueño.  El universo pone a nuestra disposición recursos, capacidades, habilidades, etc. que ni siquiera sospechábamos poseer. Toda una dinámica de realización se pone en movimiento para ofrecernos lo que necesitamos  y deseamos, pero la llave está en la CONGRUENCIA entre lo que decimos, pensamos y sentimos, sin eso no nos alineamos con el universo, no sintonizamos con esa energía de abundancia y prosperidad universal que nos corresponde por ser Hijos del Creador.

Fuente: Varias

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
0