Consejos prácticos para activar la inteligencia emocional

inteligenciaemocionalCada uno de nosotros cuenta con diferentes tipos de inteligencias. El primero en teorizar esto fue el psicólogo de Harvard Howard Gardner. Más tarde, otros investigadores se centraron en diferentes tipos de inteligencia. La más “útil” es la inteligencia emocional, porque nos ayuda a ser mejores personas y trabajadores. Se sabe que una división de negocios liderada por gerentes con amplias habilidades en el campo es en promedio capaz de lograr resultados financieros en un 20 por ciento más alto, y que el 90 por ciento de la diferencia entre los resultados logrados por personas en puestos de liderazgo sénior se deben a su inteligencia emocional, como lo señalan los estudios de los psicólogos David McClelland y Daniel Goleman. En este artículo, quiero reunir algunas ideas para aumentar la inteligencia emocional.

 

 

emocional mecanica comprensión de la inteligencia emocional ID172792 - hermandadblanca.org
Somo responsables de nuestra inteligencia emocional, sólo nosotros somos los dueños de nuestras propias emociones.

¿Qué es y de qué está compuesta la inteligencia emocional?

Entre los diferentes tipos de inteligencia mapeados por los científicos, hay dos que nos ayudan a definir quiénes somos y cómo nos perciben los demás. Estos son:

  • Inteligencia intrapersonal: Que está relacionada con la conciencia de nuestros sentimientos, valores y objetivos.
  • Inteligencia interpersonal: O la conciencia de los sentimientos, emociones y motivaciones de los demás.

Juntos, estos dos tipos de inteligencia determinan la inteligencia emocional de cada uno de nosotros, o la capacidad de comprender los sentimientos y emociones de nosotros mismos y de los demás, y la habilidad de utilizar nuestro conocimiento para guiar nuestras acciones y pensamientos.

Cómo cultivar la inteligencia emocional

Según Chade-Meng Tan, ex ingeniero de software de Google y ahora presidente de una organización sin fines de lucro que combina meditación, neurociencia y tecnología, dice que la meditación está en el centro de las prácticas para aumentar la inteligencia emocional. En el libro Search Inside Yourself, escrito para difundir el curso del mismo nombre dentro de Google, y apreciado por el Dalai Lama entre otros, Meng identifica cinco áreas en las que se debe “entrenar” para mejorar la Inteligencia Emocional. Los primeros tres son relativos a nosotros mismos, y los otros dos a nuestra relación con los demás:

Al trabajar en estas áreas, podemos aumentar los resultados que obtenemos en la vida y el trabajo.

inteligencia emocional la autorregulacion
Las personas que controlan su inteligencia emocional, tienden a tener mejor actitud ante los acontecimientos de la vida.
  1. Autoconciencia

Ser consciente en última instancia significa ser honesto contigo mismo. Saber quiénes somos realmente nos ayuda a ver las cosas más claramente, porque podemos entender cómo los sentimientos y las emociones afectan nuestra percepción del mundo y nuestras acciones.

Cómo ser más conscientes

La característica principal de la autoconciencia es la capacidad de no tomarse las cosas en serio. Reírse de uno mismo. Entonces, para comenzar a aumentar nuestra capacidad, es suficiente tomar con agrado lo que viene a nuestra conciencia y sonreír ante nuestras preocupaciones. Que, después de todo, no son más que parte de la vida cotidiana. Pero esto no es suficiente para lograr nuestro objetivo. Lo que podemos hacer es pedirles a otros comentarios o que nos hagan feedback sobre nosotros. Porque los demás generalmente nos ven de manera más objetiva, y ciertamente no tienen nuestras emociones que los perturban.

  1. Autorregulación

Sabio es el que nunca responde o actúa antes de haber reflexionado. Para ser un poco más sabio, por lo tanto, es necesario liberarse de los propios sentimientos y dedicar tiempo a reflexionar sobre lo que nos sucede, evitando así reaccionar y, en su lugar, activar acciones razonadas. ¿Cómo hacerlo? Es necesario aprender a controlar nuestras emociones y nuestros sentimientos y canalizarlos en la dirección correcta.

Cómo controlar tus emociones

Cuando somos capaces de regularnos, finalmente podemos tomar mejores decisiones, somos más resistentes y somos capaces de actuar mientras mantenemos nuestra integridad. Por esta razón, la atención plena es una excelente herramienta para la autorregulación. No es otra cosa que una forma de meditación dirigida a aumentar nuestra capacidad de prestar atención (o enfocarnos en algo) y meta-atención (estar atentos a estar concentrados). Esto es más fácil de entender con un ejemplo: cuando andas en bicicleta, te enfocas en mantener el equilibrio, y para ello, ajustas la posición de tu cuerpo constantemente en relación con las condiciones del asfalto, la ruta a seguir, tus movimientos y los de los otros, teniendo cuidado de no perder la concentración.

En particular, la meta-atención que entrenamos a través de la meditación es esa capacidad de darnos cuenta de si estamos enfocados o no en lo que debemos enfocar. La mera realización de estar distraídos nos pone de nuevo en busca de la concentración que teníamos. Por lo tanto, en la meditación no es importante no tener pensamientos, sino darse cuenta de que están allí e invitarlos a volver en otro momento. Esto nos permite mantener nuestro enfoque en lo que estamos haciendo y, en consecuencia, obtener mejores resultados. Comenzar a meditar es tan simple que nunca haberlo intentado es realmente un pecado.

  1. Motivación

Una de las características de la inteligencia emocional es el deseo intrínseco de lograr objetivos establecidos. Este deseo, la motivación, es más fuerte en cuanto más percibimos que somos parte de algo más grande que nosotros, tanto en el trabajo como en la vida cotidiana (por esto es muy útil tener un plan de vida). De alguna manera, esto es algo un poco nerd: no sé si alguna vez has querido resolver un problema, o ser capaz de hacer algo a toda costa, por el simple deseo de tener éxito. 

Cómo estar siempre motivado

Un truco simple para estar más motivado cada día en lo que hacemos es rastrear nuestros resultados. Es el concepto detrás de todas las mejores aplicaciones para rastrear nuestros hábitos. Detrás de esta idea, hay una investigación interesante realizada por Teresa Amabile, según la cual lo más motivador es rastrear el progreso en un trabajo significativo. Para ponerlo en práctica, es suficiente mantener una lista de cosas que se hacen todos los días en un lugar donde podamos verla, por ejemplo, en nuestro diario de viñetas. Los resultados que obtuve con mis proyectos paralelos comenzaron a ser significativos justo cuando comencé a usar mi diario sistemáticamente.

  1. Empatía

La empatía para la inteligencia emocional significa más o menos la capacidad de comprender las emociones de otras personas, combinada con la capacidad de tratar a los demás en función de ellas. Es algo muy delicado porque muy poca empatía y demasiada empatía pueden causar problemas.

La mejor manera de generar ésta empatía es mostrar amabilidad a los demás y hacerlos sentir comprendidos. La confianza de los demás se genera a partir de esto.

Cómo ser más empático

Para aumentar nuestra empatía, podemos usar algunas meditaciones específicas llamadas Just Like Me y Loving Kindness. La primera es que nos imaginamos disfrazados de otros y tratamos de entender que ellos también quieren ser felices y sentirse amados, como nosotros. El segundo es tener pensamientos felices para los demás y desearles lo mejor. No es necesario meditar para poner en práctica estas cosas, pero hacerlo es un paso hacia la introducción de este hábito en nuestros días.

inteligencia emocional liderazgo
Establecer vínculos sociales con otras personas, refuerzan nuestras emociones y facilitan nuestros logros.
  1. Competencias sociales

Dicho brutalmente, las habilidades sociales definen nuestra capacidad para crear y gestionar relaciones con un propósito específico en mente. No es sorprendente que una investigación realizada por Jim Kouzes y Barry Posner ilustrara cómo los gerentes más exitosos son los que pueden mostrar compasión hacia sus empleados y preocuparse por su felicidad ante los resultados de la compañía. Esto se debe a que las personas compasivas tienen una mayor capacidad para influir en los demás. En última instancia, las habilidades sociales no son más que la capacidad de dirigir a las personas en la dirección que queremos y crear relaciones definidas por nuestros objetivos. 

Cómo desarrollar habilidades sociales

La mejor manera de desarrollar nuestras habilidades sociales es cultivar los otros aspectos de la inteligencia emocional definidos por Meng, como lo sugiere el escritor Erik Barker en un artículo sobre el tema. Las personas que pueden manejar mejor las relaciones con los demás son aquellas que son capaces de comprender y controlar las emociones propias y ajenas, generar empatía y estár profundamente motivadas en aquello a lo que se dedican. 

Fuente: vivereintenzionalmente.com

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
0