Colibrí embarazada construye su nido con un techo para cuidar a sus polluelos

Colibrí embarazada construye su nido con un techo para cuidar a sus polluelos

Colibrí embarazada construye su nido con un techo

El colibrí es uno de los animales más asombrosos que el humano ha logrado visualizar, debido a su gran inteligencia, belleza, velocidad e ingenio.

Un ingenio que una madre colibrí decidió emplear para construir el nido perfecto que le permitiera cuidar y proteger a sus pequeños polluelos.

Esta increíble y magnifica demostración de inteligencia, audacia y planificación por parte de la madre colibrí, resultó captada por la fotógrafa Bianca Caroline Soares en Paraguay.

Soares, quien también es una guía de naturaleza se encontraba disfrutando de la belleza, calma y tranquilidad de los bosques de Paraguay. Cuando de repente visualizó una extraña y peculiar casita en medio de una rama, por lo que decidió sacar su cámara e inmortalizar esa extraña construcción.

Sin embargo lo más sorprendente de dicha estructura fueron sus habitantes; una colibrí embarazada en espera de dar a luz a sus pequeños polluelos. Para los cuales les tenía preparado un nido perfecto con techo incluido para protegerse del fuerte sol y de la lluvia.

Colibrí embarazada construye su nido con un techo

Bianca observó de cerca el proceso de construcción del nido por parte de la futura madre colibrí. Donde descubrió con asombro, como después de hacer la estructura base, la inteligente ave buscó una hoja para instalar un techo improvisado sobre su casa.

Las acción de la colibrí impresiono tanto a la fotógrafa que decidió compartir la fotografía en su perfil de Instagram. Donde en poco tiempo la increíble imagen se volvió viral, entre cientos de usuarios que reconocieron y aplaudieron el ingenio de esta madre dispuesta a fabricar el mejor nido del mundo, solo para proteger a sus pequeños polluelos a punto de nacer.

‘’Hasta la fecha, mi fotografía favorita. Demasiada ternura en una sola foto’’.

Bianca quedó encantada con la pequeña familia por lo que decidió hacer un seguimiento de la colibrí, hasta que dio a luz a dos pequeños polluelos que disfrutaron de la comodidad de tan especial hogar.

Y es que con el ingenioso techo de hoja que incorporó la madre, el nido siempre tuvo sombra que protegió a la familia y les brindó un lugar ideal para crecer.

La fotógrafa indicó que con el paso del tiempo los polluelos decidieron abandonar el nido, en búsqueda de sus propias aventuras. Aunque para muchos, el nido de estos pequeños es un hogar insuperable en comparación con otros nidos o madrigueras gracias a la inteligencia y audacia de la colibrí.

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
0