Las enseñanzas esotéricas de los cuentos

Las enseñanzas esotéricas de los cuentos

El mundo de los cuentos clásicos está de moda. Recientemente hemos tenido a“Maléfica” en los cines de mano de Angelina Jolie.  Y es que, los hermanos Grimm supieron sacar partido como nadie de las viejas leyendas, de esas historias que se tejen en ciudades y poblados donde la imaginación, y la magia de los autores acaban cincelando los cuentos que hoy en día conocemos.

Todos estos cuentos contienen conceptos, mensajes y enseñanzas esotéricas que, desde esta visión, se exponen a través de unos mensajes que solo son develados a los verdaderos iniciados quienes anteriormente han recibo las claves para descifrar y entender el verdadero sentido del cuento. Es un hecho que el tema despierta mucha curiosidad en el momento actual. Y ese interés tiene dos vertientes:

Las enseñanzas esotéricas de los cuentos

Uno lo podemos encontrar en las sociedades y grupos de la floreciente  “Nueva Espiritualidad” que utilizan los cuentos como un lenguaje ritual, simbólico y metafórico. Y por otro lado, también está la psicología que en estos tiempos está poniendo mucho énfasis en el significado de los cuentos tradicionales como parte de inconsciente colectivo. El adjetivo esotérico se utiliza para calificar aquello que esta velado, que es confidencial, que está oculto a los profanos. Y a este aspecto mágico y misterioso vamos a referirnos al hablar de los cuentos clásicos.

Las antiguas escuelas de misterios se encargaron de encerrar en el lenguaje simbólico de los cuentos todas sus enseñanzas secretas, convirtiéndolas en relatos populares, con el propósito principal de mantenerlas ocultas a los ojos y al conocimiento de los profanos. Es curioso que el sentido de las verdaderas historias apenas se vea por ningún sitio, pero eso las hace más interesantes aun cuando resultan tristes y dolorosas. Siempre es divertido ver hasta qué punto se han modificado los originales.

Eminentes psicólogos y tratadistas del comportamiento humano han escrito y siguen escribiendo, libros, artículos y ensayos sobre el significado oculto de los cuentos clásicos.

Contrastando las distintas interpretaciones que las escuelas de misterios le dan a las versiones esotéricas de los cuentos clásicos, pude deducir que para un mismo cuento cada una de ellas tiene una versión diferente. Es decir, los personajes y la enseñanza difieren en su significado esotérico aunque no se contradigan.) Por tanto, deduzco que para estas escuelas esotéricas, los cuentos son meramente un instrumento, yo diría que un lenguaje en clave, pero distinto para cada una de estas escuelas.  

El lado espiritual de los cuentos clásicos

La pregunta que nos podemos hacer es ¿porqué utilizan los cuentos como un lenguaje en clave oculta?. Podría ser que en tiempos pasados algunas sociedades secretas al verse perseguidas por sus creencias y rituales, se vieran obligadas a ello.

Pero en los últimos cincuenta o setenta años, la opinión de la mayoría de los interesados en estos temas, el motivo del secretismo se debe solamente a que ellos quieren que sea así y desean mantener sus creencias, su filosofía y sus rituales de forma muy discreta. Creencias, que por otro lado, no tienen nada de censurables y que más bien se orientan hacia el bien, la verdad y la fraternidad humana.

En algunos casos hemos encontrado que aún a sabiendas que uno o algunos de los personajes de un determinado cuento habían sido añadidos con mucha posterioridad a la versión original, los esoteristas los utilizan y le encuentran un significado ancestral y oculto. En conclusión, para las escuelas misterios los cuentos son un mero instrumentos para explicar en clave oculta lo que quieren transmitir a sus discípulos. Para ellos estos relatos y sus personajes siempre hacen referencia a realidades esotéricas, ya sea de forma explícita o de forma velada.

Tomemos como ejemplo el cuento de Blanca Nieves: En sus orígenes, en este cuento de la tradición oral  los enanos no eran siete. Se hablaba de un gran número de amiguitos de Blanca Nieves que además no eran enanos. No obstante, los ocultistas dan una gran relevancia a la versión posterior escrita por los hermanos Grimm en la que son siete enanitos, y es que es el número mágico por excelencia, tanto en el concepto de la filosofía pitagórica como en la cábala, en todas las tradiciones esotéricas y la superstición popular.

Las enseñanzas esotéricas de los cuentos


También en una de las versiones esotérica de Blanca Nieves se explica que cada uno de los nombres de los siete enanitos: FELIZ, TONTIN, DORMILON, TIMIDO, GRUÑON, MUDITO, SABIO, simbolizan los siete pecados capitales y se expone la forma esotérica para vencerlos. Pero resulta que en el cuento de los hermanos Grimm los enanitos no tenían nombres propiamente asignados ya que estos nombres fueron idea de los guionistas de Walt Disney en 1937.

Más adelante conoceremos la verdadera historia de Blanca Nieves ya que existen evidencias bibliográficas, históricas y localizaciones geográficas de que ella realmente existió.

Explicando conceptos, diremos que el adjetivo esotérico se utiliza para calificar aquello que esta velado, que es confidencial, que está oculto a los ojos del profano. Lo esotérico se refiere a algo difícil de comprender con patrones racionales. Lo esotérico alude a conocimientos que se trasmiten a seguidores o a iniciados siempre que sean adeptos en la materia en cuestión. Las llamadas ciencias ocultas o esotéricas no se basan en el método científico. En la racionalidad. El ocultismo es el mundo de la subjetividad.

Y es desde este aspecto mágico y misterioso a lo que me estoy refiriendo al hablar de los cuentos clásicos y su versión esotérica, desde donde hemos de entender que los llamados cuentos clásicos no se refieren exclusivamente a las hadas, aunque las hadas suelen aparecer en ellos, lo mismo que aparecen los duendes, los gnomos, las ondinas, y otros tantos personajes, tales como animales míticos o de fauna natural e incluso objetos y cosas que toman vida. Según los esoteristas las antiguas escuelas de misterios se encargaron de encerrar en los cuentos todas sus enseñanzas secretas mediante una interpretación simbólica.

Para posteriormente convertirlos en relatos populares, con el propósito principal de mantener los misterios ocultos a los ojos y al conocimiento de los profanos. De tal forma que el mensaje del cuento de cara al lector común resulta ser distinto al lenguaje oculto para los iniciados.

Para ellos todas estas obras contienen conceptos, mensajes y enseñanzas esotéricas, que se exponen a través de mensajes que solo son interpretados por los verdaderos iniciados, quienes anteriormente ya han recibo las claves y los códigos, para descifrar y entender el verdadero sentido oculto del relato. Para poder entender el pretendido simbolismo iniciático que estos encierran, la única forma, o al menos la más sencilla, será analizar uno ellos desde su visión esotérica. Para este nuevo ejemplo he tomado el cuento «La Cenicienta». Ahora veremos una muestra de cómo funciona la visión esotérica de un cuento.

Las enseñanzas esotéricas de los cuentos – SIGNIFICADO ESOTÉRICO DE LOS PERSONAJES

Para las Escuelas de Misterios el cuento de La Cenicienta  es la historia de una aspirante espiritual mostrando las pruebas que ha de superar en el sendero hacia la «iniciación» . A través del cuento, el iniciado muestra a los discípulos la forma de realizar un examen interior sobre las características y las vicisitudes del llamado viaje iniciático.

Entendemos que el discípulo es aquel que desea avanzar en la superación espiritual interior para lograr su objetivo de ser un iniciado. El iniciado no ve las cosas como son, sino como podrían llegar a ser, es decir, ve lo Divino tras la apariencia humana, y es a través de esa visión interna como entiende su vida y su proyección hacia lo Eterno.

Y siguiendo con la explicación del significado esotérico de Cenicienta, decir que ella representa a la discípula espiritual que se convierte en instructora, ya que afecta positivamente a todos aquellos con los que entra en contacto, impulsando en ellos los más elevados sentimientos.
De hecho, someterse al dominio de su madrastra y de sus hermanastras es símbolo de la condición de humildad que sujeta al instructor espiritual con sus discípulos.

Las enseñanzas esotéricas de los cuentos

Duerme junto al hogar que es representativo del Fuego Divino.
Se mancha de cenizas al limpiar la chimenea, porque como instructora se encarga de limpiar las impurezas de sus discípulos.
Cenicienta es la unión de ceniza y servidumbre, es decir, es una servidora de la Luz con la que purifica las «cenizas» de sus discípulos.

Gracias al principio metafísico del Eterno Retorno la Vida le sigue viniendo pruebas a superar para que ella siga siendo generosa a pesar de su propio desaliento. Estas cualidades le valdrán para lograr la asistencia de su Yo superior Interno (Hada Madrina) y cumplir así su Plan Divino.

En cuanto a la Madrastra y las Hermanastras, decir que son discípulas de la Iniciada, de Cenicienta, y simbolizan un estado de conciencia inferior en el que domina el egoísmo y la manipulación, el dolor y a la tristeza de la envidia.

El príncipe Kid representa a su discípulo espiritual. El encuentro con su instructora le impulsa a ser mejor persona pero también mejor príncipe, símbolo de su naturaleza espiritual. El acto de buscar a la dueña del zapato simboliza al discípulo que busca a su maestro. La Madrina es la otorgadora de elevados deseos. Cenicienta se gana su confianza porque a pesar de su tristeza muestra compasión hacia la anciana mendiga (Hada Madrina disfrazada) que le solicita alimento.


El traje Azul es la Vestidura de Luz otorgada por el Cristo Interno. Los zapatos de cristal son un símbolo Crístico: Cristal significa sin mancha, puro. La Naturaleza Crística responde a la generosidad, al amor y al valor desinteresado. Es por eso que Cenicienta es  a la única que  le va bien el zapato.

En general, las escuelas de misterios encuentran elementos mágicos que son recurrentes en muchos de los cuentos. Paradigmático es el número mágico, el siete, que lo vemos reiterado en los cuentos. Recordemos que entre los egipcios y los griegos, los pitagóricos y todos los que rinden culto al profundo simbolismo de los números, el siete fue y sigue siendo altamente significativo. (siete colores, siete notas musicales, siete chakras, etc.) No por casualidad los esoteristas  hablan de siete planetas astrológicos, de siete metales alquímicos, de siete cuerpos de la anatomía oculta del ser humano y de siete cosmos en referencia al macrocosmos.

También hay otros elementos que se reiteran en los cuentos: El viejo rey, una figura que aparece muchos de ellos y que simboliza la Eterna Conciencia; el Anciano de los Días de los cabalistas. Otro es la presencia del príncipe y la princesa y el hecho de que uno de ellos o ambos hayan sido encantados, pero el amor los libera. El casamiento final alude a la «boda alquímica» de los antiguos alquimistas, y a la unión del alma humana con el espíritu, siempre presente en todas las antiguas enseñanzas.

Los cuentos comienzan en general con la expresión «Erase una vez…» lo que hace referencia a que se trata de algo que puede volver a suceder una y otra vez, en diferentes casos y en diferentes situaciones, Ello quiere decir que el cuento está vinculado a la ley esotérica de Recurrencia y también a la ley cósmica del Eterno Retorno.

Te invito a investigar otros cuentos, todos tiene un mensaje de luz que vale la pena descubrir.

Las enseñanzas esotéricas de los cuentos

Fuente: benaltertulias.blogspot.com/

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
0