Cómo Superar la Soledad en 9 Pasos (y Sentirte Feliz)

soledadEl sentimiento de soledad, sentirse solo, se presenta como una sensación de aislamiento o desamparo que invade a una persona más allá de si en realidad esta sola o no. En este artículo te explicaré cómo superar la soledad, sentirte bien contigo mismo y volver a tener una sensación de felicidad.

Continuar leyendo “Cómo Superar la Soledad en 9 Pasos (y Sentirte Feliz)”

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
0

¿CONOCES EL ORIGEN DE TUS MIEDOS?

miedos

RECUPERA TU PODER

Sabemos que los falsos miedos nos paralizan y limitan nuestro potencial. Pero, ¿de donde surgen nuestras inseguridades?

De pequeños no nos paramos ante nada y conseguimos nuestras necesidades de una manera natural.

Cuando decides aprender a andar, no te rindes ni te hundes la primera vez que caes, ni la segunda, ni la tercera. Lo sigues intentando nuevamente hasta conseguirlo. No te frustra el hecho de que te miren, ni se rían de ti. No te preocupa si te juzgan, analizan o critican. Sencillamente te propones un objetivo y lo consigues aprendiendo por el camino.

Cuando vivimos de cara a nosotros mismos, a nuestro verdadero yo, desaparecen los miedos y las dudas, porque no te importa lo de afuera, no te importan las críticas ni el qué dirán. Eres tú en tu camino, en tu desarrollo, en tu proceso creativo interior.
Los falsos miedos surgen de vivir la vida de cara al exterior. Existen tres componentes:

– Las creencias: De pequeños somos socializados según las normas sociales y culturales de nuestro país. Pretendemos imitar a nuestros mayores. Necesitamos su aprobación.  Surge el miedo a no ser aceptado, al rechazo. Tememos el qué dirán y lo que piensen o digan de nosotros.

– El apego: Cuando nos aferramos a las cosas materiales que vamos adquiriendo, aparece el miedo a perder. Nuestras “posesiones” se convierten en lo más valioso y no tenerlas nos crea inseguridad. El desapego aporta una visión más amplia, realmente ilimitada de lo que podemos obtener.

– Las expectativas: Si nos basamos en lo que los demás esperan de nosotros, padeceremos el miedo al fracaso, a no estar a la altura, a hablar en público, a la soledad. Nos volveremos competitivos e impacientes, sin darnos cuenta que lo importante es medirse consigo mismo y crecer con los retos.

Si te aceptas y admiras por tus bondades, encontrarás el auténtico valor de la vida que nunca emana del deseo de controlarlo todo. Ese es tu poder, tu ser interior. Y entonces, desaparecen las inseguridades y los miedos, porque no te importan las opiniones, ni las críticas, ni los juicios de los demás.

Atrévete a penetrar en lo no conocido. Sin pretender controlar. Sencillamente anhela lo desconocido, allí encontrarás aventura, emoción y pasión.

Fuente: Mundo Diverso

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
0