Activa los circuitos de la GENEROSIDAD

Cuando somos niños, a menudo se nos pide que compartamos nuestros juguetes y caramelos, pero incluso cuando somos adultos, la generosidad no es algo que nos brote natural o fácilmente. Con frecuencia sentimos que si nos despojamos de nuestras preciosas posesiones, no nos quedará nada para disfrutar. El Buda enseñó, sin embargo, que la generosidad es una práctica increíble que no sólo beneficia directamente a los demás, sino que nos produce una gran alegría y satisfacción. Este artículo examina la primera generosidad como la primera de las seis actitudes de largo alcance o perfecciones.

Continuar leyendo «Activa los circuitos de la GENEROSIDAD»
Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
0